Carillas de Porcelana

Se trata de unas finas láminas de porcelana que se colocan en la parte delantera de los dientes, generalmente englobando a los dientes de la zona estética: caninos, incisivos laterales e incisivos centrales, e incluso en algunas ocasiones, primeros premolares

Las carillas de porcelana tienen diferentes indicaciones: reparación de dientes fracturados, modificar los dientes que tengan un tamaño o forma inadecuados, restauración de dientes que llevan restauraciones antiguas o envejecidas y cambiar el color de dientes que presentan discoloraciones graves (por ejemplo, dientes con discoloración de medicación como las tetraciclinas)

Tras la colocación de las carillas de porcelana, los dientes presentarán un aspecto perfecto tanto en su forma como en su color. Las razones son dos: la primera, porque son restauraciones que no llevan metal. En segundo lugar, porque las porcelanas de hoy día presentan una serie de características en su composición que las hacen similares al esmalte dental tanto en brillo como en transparencia, translucidez y otra serie de características propias del diente.