Implantes unitarios

La técnica de los implantes unitarios nos permite sustituir piezas sin tener que tallar las piezas sanas adyacentes, a diferencia del tratamiento tradicional de la colocación de un puente. Otra considerable ventaja es que al sustituir una raíz por otra raíz artificial conseguimos preservar el capital óseo del paciente y evitamos reabsorciones de tejidos, es decir, mantenemos invariable la anatomía de la boca. En estos casos siempre es aconsejable recurrir al implante porque además el precio de ambos tratamientos es muy parecido.